Nueva fragancia de Serge Lutens…

Hola wapas!

Mañana ya es Viernes!!!!!!, teneis algún plan interesante??. Yo además de estudiar todo lo que tengo atrasado (que no es mucho, eh) y trabajar un poco aprovecharé para dar algún largo paseo al aire libre (demasiado tiempo encerrada entre 4 paredes, me siento asfixiada), ver alguna buena pelí y alguna exposición interesante.

Y para comenzar el “pre – finde” con buen pie os presento una novedad, la nueva fragancia de Serge Lutens.

Dos años después del lanzamiento de L’Eau, Serge Lutens presenta L’Eau Froide, una nueva expresión creativa que el perfumista se niega a asociar a la idea de colección o familia olfativa. Si la primera evocaba la sensación de una camisa que resbala sobre un cuerpo limpio (y eso como se hace??) , la segunda, fiel a la promesa su nombre, envuelve la piel en un soplo de frescor.

Serge Lutens, siempre reacio a hablar de los ingredientes que componen sus fragancias, hace una excepción en esta ocasión para aclarar el giro radical en el concepto de incienso que plantea esta composición.

L’Eau Froide incorpora frankincense, un incienso somalí proveniente de la savia del árbol boswellia sacra que crece en las zonas predesérticas. Este raro incienso es el que provoca la conmoción inicial de la sensación de frío, evocando “la frialdad de los huecos que existen en los interiores de una iglesia antigua” (que mal rollito, ejem?), explica Lutens.

L’Eau Froide, a la venta en marzo, se presenta en tamaños de 50ml (70€) y 100ml (101,72€). Nuevos gráficos sobre el packaging acentúan la idea de verticalidad. “Una sola línea, como una espina, sostiene el nombre. En el diseño se ha utilizado el color azul, el tono perfecto para definir el frío”, aclara Lutens.

Con todo mi respeto para el buen hacer del señor Lutens yo no tengo intención de probar su nueva creación. Primero porque esa comparación del frescor del perfume con el de los interiores de una iglesia antigua…ejem….que conste que yo estudio Historia del Arte y me encanta visitar y estudiar todo tipo de edificios antiguos (incluidas iglesias, of course) pero esa comparación me ha puesto los pelos de punta. Segundo, el frasco es feo hasta decir basta. Yo no compro los perfumes por el frasco, pero me gusta el buen diseño y éste no me llama. Tercero, el precio. Uffffff 70 € el frasco pequeño. Yo con ese dinero me compro perfume, un vaquero y hasta igual me sobra par aun bolso o un collar.

Si alguién lo prueba cuando salga que lo comente haber que tal huele…si a iglesia antigua o a rocio fresco de la mañana jejeje.

Buenos chicas os dejo que el deber me llama.

Besos

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.