Rutina skincare con colágeno marino: Pro Collagen Marine Cream de Elemis

Hola chicas!:

En el post de hoy vamos a hablar de skincare, o lo que es lo mismo: cuidado de la piel. Y es que he decidido que este 2021 me voy a dedicar a cuidar mi piel al máximo probando nuevos tipos de productos y tratamientos.

El año pasado fue un año…no se muy bien como describirlo (malo, horrible, angustioso, de locos, frustrante…) digamos que fue un año extraño que trajo muchos inconvenientes, entre ellos el tener que llevar mascarilla a diario. Con la llegada del verano y las altas temperaturas no solo se hizo muy muy muy incómodo llevarla sino que comencé a tener problemas cutáneos. Por un lado me empezaron a salir “ronchas” rojas en la zona alta pómulo que después se comenzaron a despellejar, cosa que dolió, mientras que en la barbilla y alrededores me salieron unos horribles granos del tamaño de elefantes de lo que duelen. Una maravilla vamos…

En ese momento me centré en solucionar ese problema y dejé de lado todo lo demás. Ni líneas de expresión, ni luminosidad ni nada de nada, lo único que me importaba era que me dejase de doler la cara.

Lo conseguí.

Pero ahora ya es momento de darle a mi piel algo más que una simple hidratación. Mi cutis necesita mucho más y estoy más que dispuesta a dárselo.

 

Durante este año voy a probar diferentes tipos de rutinas faciales con diferentes principios activos, de diferentes marcas, etc. La primera de estas rutinas, de la que os voy a hablar hoy, gira en torno a un ingrediente en particular: el colágeno.

 

 

¿Qué es el colágeno?.

 

El colágeno es un componente básico de varios de los tejidos conjuntivos que forman parte de nuestro cuerpo tales como los músculos, los tendones y, por supuesto, la piel. Hablando de nuestro cutis, esta sustancia le da estructura, firmeza y elasticidad a la dermis. Por ello cuando nuestro cuerpo comienza a producir menos colágeno la piel comienza a tener líneas de expresión, flacidez…básicamente comienza a envejecer.

Y eso amigas, comienza mucho antes de lo que la mayoría cree.

La producción de colágeno comienza a ralentizarse a partir de los 25 años. Me llama la atención ver en la redes sociales que muchas chicas se quejan cuando reciben cremas anti-edad es sus cajas de suscripción. Tras esa queja suele haber una frase como “si solo tengo 30 años, para que necesito una crema antiarrugas…”. Siento decir que llegáis tarde. Es recomendable comenzar a usar cremas y tratamientos antie-dad a partir de los 25 años para poder mantener la piel en el mejor estado posible el mayor tiempo posible. La clave es conseguir retrasar la aparición de arrugas lo más posible.

Esa es la clave. Un vez que la arruga sale no se va a ir. Podrás disimularla, suavizarla pero sin cirugía no va a desaparecer por completo.

 

Os he contado todo esto porque la primera rutina facial que he probado este año ha girado en torno a un producto (casi icónico) que contiene colágeno marino es su composición.

La crema en cuestión es la Pro Collagen Marine Cream de Elemis.

 

 

Seguro que muchas de vosotras ya conocéis esta marca y es que desde hace un tiempo se ha hecho casi viral en redes sociales gracias a las muchas youtubers e intagramers que la han mostrado en sus canales y han hablado de sus muchas bondades.

Y ahora la he probado yo gracias a un super regalo de Navidad jejeje.

 

Pro Collagen Marine Cream es una hidratante antiarrugas (esta es la de día) con una super agradable textura gel/crema que hidrata en profundidad mejorando además la firmeza y dejando una piel firme y radiante. Es una gozada usarla…

Es una crema con una textura ligera y refrescante que nos regala una hidratación estupenda que se absorbe de forma inmediata sin dejar sensación grasa. Nada más aplicarla notamos una sensación de frescor la mar de agradable unido a un aroma ligero y discreto que a mi, particularmente, me agrada.

Desde la primera aplicación ya notamos la piel más suave, con el paso de los días la piel se muestra extra suave, fresca, jugosa, con mejor tono. Después de un año de dejadez me piel estaba…cansada…no se si me explico pero es la palabra exacta para el estado de la piel de mi cara. Estaba cansada y apagada y esta crema la ha revivido.

En su composición encontramos ingredientes varios tipos de algas (de ahí el colágeno marino), Ginkgo Biloba y absoluto de rosa y mimosa.

Me encanta.

Y eso que es la versión de día y la usaba como crema de noche y aún así me ha ido de maravilla. Sé que es cara pero si podéis probarla, hacedlo. Existen mini tallas que la hacen más accesible, por ejemplo, y es una buena opción para que la descubráis porque es una crema que de verdad merece la pena.

De hecho, intentaré probar más cosas de Elemis en un futuro, por ejemplo la crema de noche, aunque tendré que ahorrar jejeje.

 

 

Además de este producto usé otros productos en mi rutina pero para no hacer este post eterno os lo enseñaré por Instagram 😉

Si has leído todo este tocho hasta aquí te doy las gracias y te adelanto que la siguiente rutina facial será con productos de la marca Shiseido ^_^

 

Un beso y gracias por leerme ♥

 

PD: Se parte de Los Mundos de Caroline!: comparte, sugiere, suscríbete, colabora, ponte en contacto conmigo para contarme que te gustaría ver o si tú y tus productos queréis aparecer en la página.
Sin ti éste blog no existiría.
Además si no quieres perderte ninguna novedad, unboxing y demás puedes seguirme en Facebook haciendo click aquí y en Instagram haciendo click aquí. Juntos conseguiremos que este pequeño espacio se convierta en algo grande. Cuento contigo ^_^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .