Tesori d’Oriente Ayurveda o como un fail puede convertirse en todo un éxito

Hola chicas!:

Hoy toca post perfumado….aunque este post perfumado va a ser algo diferente. Enseguida veréis la razón 🙂

Os pongo en antecedentes:

Necesitaba una colonia. Algo básico para usar en el día a día, para salir a hacer recados y esas cosas (gastar un perfume de D&G  o de Yves Saint Laurent para ir a comprar a Mercadona como que no me parece muy normal ni adecuado jejeje). Así que aprovechando que con mi última compra en Notino me vino un vale de descuento me metí en la web para elegir alguna fragancia barata que no me importara gastar a lo loco.

Después de mucho filtrar y mucho buscar (no quería gastarme mucho la verdad) dí con este frasco tan cuco:

 

 

Tesori d’Oriente Ayurveda es una fragancia lanzada en el año 2017 y que cuenta con las siguientes notas olfativas en su pirámide:

 

  • Nota de salida: naranja, limón y bergamota.
  • Notas medias: pimienta, especias, iris, ylang – ylang y violeta.
  • Notas finales: pachulí, cedro, ámbar, vetiver y bálsamo de Perú.

 

A simple vista pensé que sería una estupenda elección para el otoño ya que aunque las notas de salida son frescas y cítricas tiene un fondo amaderado y cálido que le va de perlas a la nueva estación. Por no hablar de que las notas de naranja, limón, bergamota, iris y violeta siempre me han gustado en perfumes así que creí que esta fragancia iba a ser un acierto absoluto.

 

Pues va a ser que no.

En mi piel no funciona.

 

No se que pasa, si es por mi P.H o porque la tengo seca o que se yo pero cuando me lo pongo el resultado dista mucho de ser lo que esperaba. Solo percibo un ligero toque amaderado y ya. Ni noto notas cítricas ni el aroma floral que debería sentir gracias a sus notas de iris y violeta ni nada de nada. Se pierde todo. Es casi como no llevar nada. Y yo no puedo llevar nada…

La verdad es que me quedé un poco “chof” cuando lo usé por primera vez (y la segunda) y pensé que había sido un perdido de tiempo y dinero comprarlo pero…siempre hay que dar una segunda oportunidad a las cosas y mirarlas desde una perspectiva nueva, para quizás, darles un nuevo uso. Algo diferente a lo que estaban destinadas en un primer momento.

 

Y eso es lo que hice.

 

 

¿Y cómo lo hice?. Pues de una forma muy fácil. Un día a antes de irme a dormir vi el frasco solo y abandonado en mi cómoda y me dio por pulverizarlo sobre mi cama…y tachán!, se hizo el milagro. Si como fragancia apenas lo noto como bruma de almohada la cosa cambia completamente. Es aplicarla sobre mi almohada y sábanas y perfuma toda mi habitación con un aroma cálido y envolvente que es una delicia. Desde entonces lo uso a diaria y su perfume ya se ha convertido en un aroma que me evoca a descanso y relajación. Me encanta. De hecho esta firma italiana tiene una filosofía holística y sensorial: crean sus productos con aromas y texturas que incitan a la relajación y al bienestar así que tiene mucho sentido que este perfume me funcione tan bien de esta manera.

Un producto que pensé que no iba a usar y tendría que regalarlo o directamente tirarlo a la basura se ha convertido en uno de mis básicos diarios y, por supuesto, en cuanto se me acabe lo repondré sin dudarlo. Además el color del frasco me flipa jejeje.

 

¿Qué os parecido mi historia con este perfume?, ¿os ha pasado algo parecido con algún producto y habéis podido aprovecharlo de alguna manera?.

Espero que os haya gustado el post y que os haya entretenido un ratito.

 

Besos y gracias por leerme! ♥

PD: Se parte de Los Mundos de Caroline!: comparte, sugiere, suscríbete, colabora, ponte en contacto conmigo para contarme que te gustaría ver o si tú y tus productos queréis aparecer en la página.
Sin ti éste blog no existiría.
Además si no quieres perderte ninguna novedad, unboxing y demás puedes seguirme en Facebook haciendo click aquí y en Instagram haciendo click aquí. Juntos conseguiremos que este pequeño espacio se convierta en algo grande. Cuento contigo ^_^